Mantenimiento piscina

¿A quién no le gusta tener una piscina en su comunidad para poder disfrutar de un buen chapuzón en el verano? ¿Pero sabemos si su higiene es correcta? El mantenimiento piscina requiere tomar una serie de medidas que no se pueden pasar por alto. Las revisiones o controles están en función de los productos utilizados, la forma de filtración, la temperatura y la legislación local, regional o nacional.

Las empresas que se dedican al análisis del agua de las piscinas, ayudan a conocer los controles obligatorios y las empresas suministradoras de los productos informan de los controles necesarios de cada producto. No se puede olvidar que de forma local se tiene que llevar un control con apuntes por encima de los controles recomendados por los productos. Hay algunas tareas que se deben realizar regularmente:

Controles en piscinas

  • Examinar la concentración del desinfectante y productos químicos que se empleen.
  • Conductividad del agua de la piscina.
  • Control exhaustivo del cloro residual libre y el cloro combinado. La función del cloro básicamente es la de destruir microorganismos como bacterias, hongos, etc. Después de una lluvia o si la piscina la ha usado mucha gente, conviene duplicar su dosis, aunque hay que tener cuidado de no tirar las pastillas de cloro directamente a la piscina porque “quema” la pintura del fondo y deja manchas blancas.
  • Verificar el PH (El valor del pH del agua de la piscina debe estar comprendido entre 7,2 y 7,6. Así se evitan los “ojos rojos” y se logra una mayor eficiencia en el uso del cloro. Si está más alto o está más bajo, el cloro no actúa, por lo que no es eficaz el mantenimiento).
  • Verificar el grado de transparencia del agua, como así también su color y olor. El agua de las piscinas suele ponerse turbia por algas, polvo, sales, etc. y estas partículas son tan pequeñas que no son retenidas por la arena de la depuradora. Para su eliminación se utilizan los floculantes, que incrementan el tamaño de dichas partículas en suspensión y provocan su decantación al fondo de la piscina, siendo entonces fácil sacar con el limpia fondos.
  • Examinar la aparición de espumas y/o algas, lo que provoca agua verde y superficies resbaladizas.
  • Comprobar la cantidad de agua depurada y renovada. Como regla general, se deja la bomba funcionando todos los días durante los meses de verano, durante toda la jornada. Aunque, en el caso de que se esté corrigiendo un problema de algas o turbidez, es necesario que se quede funcionando durante la noche también.

Controles quincenales y mensuales para el mantenimiento piscina

Dentro de los aspectos que se deben controlar cada 15 días aproximadamente se encuentran los niveles de: nitrates, oxidabilidad al permanganato, amoniaco, coliformes fecales, bacterias aeorbias a 37º C, coliformes totales, staphilococcus aureus y pseudomonas aeruginosa. Una a dos veces por semana es conveniente limpiar los filtros de arena. Por otra parte, cada mes es necesario observar los niveles de aluminio, cobre, estreptococos fecales, clostridios sulfitoreductores y salmonella sp.

Estas funciones de mantenimiento son realizadas por empresas con profesionales capacitados, ya que no debe jugarse con la salud de las personas. Para los miembros de la comunidad que disfrutan de la piscina, la desinfección del agua es una de sus preocupaciones principales, sobre todo en familias con niños. Los fabricantes a su vez, intentan que los productos sean de aplicación cómoda, seguros y que resulten lo menos dañinos posibles para los bañistas.

Estos profesionales además de las características del agua, tienen en cuenta otros aspectos que se relacionan con la higiene y seguridad de su entorno, es decir, toman en consideración los criterios de ahorro de agua de la comunidad o zona local; el uso de productos químicos homologados y dentro de la normativa de la región. Deben ocuparse también de mantener vallada la piscina y guardar bajo llave dentro de la sala de máquinas los productos químicos, ya que pueden constituir un peligro para niños y mascotas.

Es de una vital importancia para que la piscina sea siempre un lugar de recreo y ocio familiar, por eso nunca debe tomarse a la ligera la seguridad, limpieza y todo lo que represente un buen trabajo de mantenimiento piscina, y para ello debe contratarse siempre una empresa con trayectoria y experiencia comprobada en este tipo de tareas.

 

2005 Serenos Metropolitanos S.L. - c/ Balmes 446 - Loca1 1 - 08022 - Barcelona - Tel: 93 494 77 36 - 625 110 179



Politica de Privacidad - Teminos y condiciones - Politica de calidad