Mantenimiento jardín

El mantenimiento jardin es más complicado de lo que parece, a no mucha gente se le da bien, no es simplemente echarle agua a las plantas y quitarle las hojas secas, necesitamos de los conocimientos de un profesional que nos ayude o lo haga por nosotros si queremos que nuestro jardín sea la envidia de nuestros vecinos. En una comunidad, el encargado de esta compleja tarea generalmente es una empresa especializada que envían a sus hombres capacitados para tal fin, puesto que es un oficio, un trabajo realizado con tiempo y paciencia que no cualquiera puede hacer.

Existen diversas técnicas de jardinería que nos ayudarán a cuidar y mantener nuestro jardín atractivo y en equilibrio con la naturaleza. En jardinería existen muchas formas de hacer las cosas y todas ellas pueden ser válidas. Ahora bien, pues hay algunas reglas básicas que debemos conocer si queremos que perdure impecable.

Controles en jardines

  • Poseer las herramientas adecuadas para cada objetivo (podar, regar, etc. ), y mantenerlas siempre en buen estado.
  • Saber dónde y cuándo podar cada arbusto, ya que no todas las plantas deben ser podadas de la misma manera. Ese momento es fundamental debido al estrés que sufren, va a constituir la diferencia entre lograr un buen resultado o la pérdida de los árboles y/o arbustos.
  • Abonar la tierra cuando sea necesario, puesto que los suelos necesitan nutrientes. Para ello se venden diferentes productos que sirven de abono, lo importante es seguir al pie de la letra sus especificaciones para que causen el efecto deseado.
  • Regar las plantas responsablemente, es decir, no todas se riegan con la misma frecuencia y cantidad de agua, por ejemplo, una comparación muy extrema, no hay que ser un erudito en el tema para saber que no requieren la misma cantidad de agua un cactus que una orquídea. Es indispensable conocer los tipos de riego que lleva cada una de ellas para otorgarles la cantidad necesaria para su crecimiento y desarrollo. Lo más recomendable es utilizar sistemas de riego automático, no solamente para ahorrar agua y energía sino también para lograr una distribución óptima de la misma.
  • Utilizar un tipo de abono especial denominado compost, el cual se produce con los restos orgánicos que se colocan para su descomposición en algún sitio del jardín. Este método es muy aconsejado por razones ecológicas porque se elaboran con las propias hoja, ramas, flores y frutos secos, restos del césped cortado y cualquier otro elemento orgánico que la naturaleza pueda descomponer.
  • Cortar correctamente el césped. Si se lo corta demasiado pueden aparecer las denominadas malas hierbas, y es excesivamente largo, se tiende a la aparición de enfermedades como los hongos. La medida ideal para el primer corte es de unos 6 u 8 centímetros aproximadamente, y luego hay que mantenerlo en alrededor de 8 o 10 centímetros. Es preferible no dejar crecer mucho el césped y realizar cortes frecuentes que no cortar demasiado la planta. Siempre se realiza al atardecer y nunca con el césped húmedo por lluvia o riego y deben cortarse los bordes con unas tijeras o una máquina recortabordes.
  • Airear la tierra con frecuencia, ya que con el tiempo va apelmazándose por diversos motivos (pisadas, crecimiento de las raíces y compactación de la tierra, entre otros) y esto produce a largo plazo enfermedades y la aparición de zonas claras y amarillentas en el césped. Para airear mejor la tierra, conviene punzarla una vez al año a baja profundidad, para otorgarle una inyección de oxígeno a las raíces.
  • Cortar un poco las zonas donde las plantas están demasiado tupidas para facilitar el crecimiento, con cortes muy superficiales, pero evitando esta acción durante los meses de más calor.
  • Por último, un buen mantenimiento jardin además requiere de las labores de recebado y la resiembra. Es recebado es un material compuesto por arena de sílice y materia orgánica, que se le añade al césped, favoreciendo así el desarrollo de nuevas raíces. Es suficiente con realizar el recebado una vez por año, preferentemente en primavera o en otoño. Por otra parte, la resiembra constituye una importante tarea del mantenimiento jardin, puesto que se va haciendo a medida de que van surgiendo zonas deterioradas; consiste en quitar una planta muerta y resembrar, previamente aireando la tierra para garantizar el éxito de la resiembra

 

2005 Serenos Metropolitanos S.L. - c/ Balmes 446 - Loca1 1 - 08022 - Barcelona - Tel: 93 494 77 36 - 625 110 179



Politica de Privacidad - Teminos y condiciones - Politica de calidad